Reseña: María Border

aunque-me-resista-maria-border-portada
Plaza Janés, 2016. Penguin Random House, Buenos Aires. Argentina

Argumento: 

¿Qué lleva a una mujer joven y apasionada a transformarse en un témpano? Tras la muerte de Octavio Pueyrredón, dueño de una prestigiosa editorial, su esposa Nina queda a cargo de la empresa contraponiéndose a los deseos y las ambiciones del resto de los accionistas, que la tildan de oportunista. En su afán de ser digna de las responsabilidades que le legaron, logra ganarse el respeto de sus colegas, pero también el odio y la envidia de sus socios.

Para Nina, ser la directora editorial perfecta la libera de su vida personal. No desea un hombre en su cama, y ha desechado el amor para siempre. Sin embargo, sus días dan un giro inesperado cuando en su camino se cruza Darío Hernández, un periodista que se empeña en demostrarle que está equivocada.

¿Podrá Nina resistirse a la pasión? ¿Podrá Darío negarse al amor? ¿Qué ocurrirá cuando la seducción y la ternura se lo lleven todo por delante?

Mi opinión personal: 

Una nueva novela de María Border, de la mano de Penguin Random House. Después de Siete motivos para no quererte, que ya había reseñado antes en el blog, María nos vuelve a sorprender con una novela romántica contemporánea intensa y con ribetes casi eróticos.

Las novelas de María Border me gustan y disfruto mucho de la lectura porque son esas novelas cotidianas y románticas a las que estoy acostumbradas desde que empecé a leer el género. Mujeres profesionales, fuertes, seguras que tienen que enfrentarse al mundo y a todas las barreras que éste le pone trabas y hombres de carácter y personalidad, apuestos y sensuales que, si bien no llegan para salvar a la protagonista, siempre están ahí, a mano y son la contención que ella necesita para encontrar ese final feliz que parece esquivo siempre hasta los últimos capítulos.

En esta novela, Nina es una prestigiosa editora que siempre hizo lo que debía, se ocupó hasta de cosas que no le correspondían, incluso dejando de lado su vida personal. Una mujer que relegó sus deseos, su ansia por vivir, para quedarse al lado de un hombre que necesitaba de su ayuda profesional para levantar la empresa de su familia. Con un pasado oscuro y un secreto que puede llegar a hundirla y hacerla perder todo lo conseguido, Nina se arriesga a una nueva oportunidad, cuando Daría Hernández, el utópico, se acerca y con apenas verla puede entrever que se trata de una mujer que necesita ser protegida.

Para él, un hombre por completo práctico que descree del amor y que sólo sabe llevar la vida dedicada al trabajo y al placer con las mujeres que acceden a complacerlo sin ningún tipo de compromiso, Nina es la mujer que rompe con las utopías en que vivió inmerso tantos años.

Es una novela romántica, muy linda y emotiva, ideal para pasar unos buenos días, muy entretenida. María Border de a poco se va consolidando en el mercado de la novela romántica argentina como una de las voces más fuertes. 

Reseña: María Border

Hace tiempo ya que quería volver a ocuparme del blog, volver a publicar reseñas, recomendar libros, eso que tanto me gusta, compartir cosas, y por eso, volviendo atrás, a lecturas que hice hace tiempo, porque una lectora incansable nunca deja de leer, quería empezar a hacer las recomendaciones de esas novelas que me gustaron, que me movilizaron y me hicieron suspirar y enamorar. Algunas nuevas autoras, otras viejas conocidas, pero siempre siendo fiel al género que le marca el sello al blog.

María Border es una autora de novela romántica que conocí hace tiempo ya a través de las redes sociales, prolífica escritora, publicó varias novelas por su cuenta en los portales de Amazon antes de dar el salto y publicar en Plaza &Janés.

Tal como dice su reseña biográfica en su última novela. Es Argentina, casada y madre de cuatro hijos. Amante de la novela romántica, dio sus primeros pasos como autora independiente en el año 2012 publicando dos novelas cortas de Regencia. A fines de 2013, su sexta publicación obtuvo el primer lugar en el II Premio Pasión por la Novela romántica como mejor Chick-Lit autopublicado. Con una corta pero prolífica trayectoria, ganó su lugar dentro del género, donde las lectoras rescatan la calidad de sus diálogos, la frescura de su narración y la facilidad que posee para hacerlas emocionar. Entre su obra podemos destacar En Peakland, Jane Thompson, El dueño de mi arte, Mía, el gato y el ratón, Despertando tus sentidos, Como perro y gato, Mía 2 y Susurros de blues. Siete motivos para no quererte es el primero libro de la autora publicado por Plaza &Janés.

Precisamente es esta última novela la que quiero recomendar en esta oportunidad. Pero vamos por parte.

Siete motivos para no quererte, María Border

Un hombre dispuesto a todo con tal de vengarse. 

Una mujer envuelta en una trama que podría destruírla. 

Siete motivos para que sea imposible. Siete razones a revertir. Siete besos hacia la esperanza.

Argumento: 

Ella es una fotógrafa profesional, amante de las causas nobles. Él, un empresario que quiere vengar el destino de su padre. En bancarrota y responsable de la inmobiliaria que heredó, Gabriela acepta la oferta de Adrián para cubrir sus deudas, pero desde el comienzo comprende que deberá saldar el préstamo con intereses.

Obsesionado con su venganza, la toma como único blanco de su odio, obligándola a trabajar para su empresa, sometiéndola a una y mil humillaciones. Sin embargo, el contacto cotidiano los enfrentará a un sentimiento que desconocían y nacerá entre ellos un amor inesperado.

¿Podrá él dejar atrás su rencor? ¿Podrá ella perdonar su hostilidad? 

Mi opinión personal: 

Es una novela como pocas, de las que leí últimamente, es una que sin duda ocupa un lugar en mi podio literario. Es una novela romántica de las que me gustan leer a mí y no me defraudó en ningún momento durante el tiempo que duró la lectura. El libro tiene 276 páginas y les aseguro que son 276 páginas de romance, drama y sorpresas para cualquier lectora romántica.

Gabriela es una abogada comprometida en causas sociales y Adrián un arquitecto rígido y muy comprometido en el bienestar de su empresa y el éxito económico, hasta que conoce a Gabriela. Es una deuda del pasado, una historia inconclusa entre los padres de ambos y una venganza en ciernes lo que termina por acercar a los protagonistas.

A poco de la muerte de su padre, Gabriela se encuentra con una inmobiliaria al borde de la quiebra en las manos, unos empleados que dependen de su decisión para subsistir y un hombre que no duda en ponerla de rodillas para ofrecerle lo que necesita para salir adelante. Adrián es el hijo del hombre que resultó estafado por su padre y es, precisamente ahora, el único que puede ayudarla a levantar la inmobiliaria de su padre.

Desde el principio la novela gira en torno a los protagonistas y la relación de amor-odio que se tienen. Celos, dudas, soledad, venganza, son algunos de los móviles que obligan a Adrián a actuar frente a ella con dureza. Le ofrece un trabajo en su empresa que no es más que el medio para humillarla, avergonzarla, esperando que llegara el momento en que la tuviera verdaderamente hundida a sus pies. Tiene siete motivos para odiarla, para vengarza y rechazarla; pero ciertamente, una vez que se produjo el ansiado acercamiento entre ambos, tendrá más de siete motivos para amarla y no dejarla ir.

Ampliamente recomendada, la novela y también la autora, y como perlita, les cuento que con motivo del próximo Festival de novela romántica (a realizarse en Córdoba, en el mes de Octubre), la editorial Penguin Random House, publicó una antología con diez relatos románticos para enamorarse, Ay, Amor. Diez autoras entre las consagradas del género y aquellas que están empezando a ocupar un lugar más relevante en el medio, y María tiene su lugarcito con su relato Domingo lluvioso, pero de esto hablaré en mi próxima reseña.