Reseña: Anabella Franco

Aquí estoy, con una nueva recomendación literaria. Despacio y con calma me voy poniendo al día con las lecturas que hice y también con mis proyectos. En esta oportunidad quiero dejarles una reseña de una novela muy linda, de una persona maravillosa que conocí a través de este mundo de los blogs y las redes sociales. Ya la conocen como Anna Karine, pero esta novela lleva en la firma su verdadero nombre. Anabella Franco.

No dejen de visitar su blog para saber más acerca de ella y conocer las novedades, y si tiene Facebook, tampoco pueden dejar de seguir la página de la novela, con fotos, book trailers, comentarios de los lectores. Pueden entrar haciendo click AQUÍ.

La conocimos con el pseudónimo de Anna Karine y hace unos meses pudimos leer su romance histórico Malas intenciones de la mano de Ediciones B, pero en esta oportunidad, nos sorprende con una bellísima novela romántico-erótica. Antes de seguir, quisiera hacer una aclaración sobre este tema.

Dado el actual furor en el mundo editorial por la novela erótica, aún así yo prefiero hablar de novela romántico-erótica, en lugar de novela erótica a secas. Como saben, las librerías están atestándose de novelas de género erótico, tanto escritas por mujeres como por hombres, a raíz del furor de la tan mentada trilogía  50 sombras de Grey (E.L. James, Random house Mondadori). No voy a detenerme en esta novela, pues esta entrada esta dedicada a la novela de Anabella y no le quitaré espacio para empezar un debate ni nada parecido.

A mí me gustan las novelas románticas, los que me conocen ya lo saben y los que no, pueden dar cuenta de ello con sólo mirar mis blogs. En general yo privilegio las novelas históricas, principalmente de la historia argentina, pero también me gustan las novelas contemporáneas, de suspenso, románticas, paranormal y erótica.

Nada más que una noche es una novela romántico-erótica, una historia hermosa, ambientada en Argentina en pleno siglo XXI, una moderna historia de amor de las que nos gustan a las seguidoras del género.  

Nada tiene en común, a mi parecer, con la historia plagada de sexo y sadomasoquismo que es 50 sombras de Grey. Por eso quería hacer esa distinción. Ahora sí, sin detenerme más, aquí abajo les dejo la reseña.

 Ediciones B (Vergara)

Diciembre de 2012

Argumento:

Nicolás Hagen es un ingeniero atractivo y exitoso que ama la vida nocturna. Su relación con las mujeres se resume a pasar sólo una noche con ellas y abandonarlas dejándoles algo a cambio. Para él todas son iguales: interesadas, insensibles y manipuladoras.

Lavinia es una mujer de belleza envidiable, simple y pura en su alma. Una modista de clase baja que lucha por salir adelante en un entorno hostil. Su pasado la puso en un lugar donde entregarse a un hombre se torna casi imposible. Su presente está regido por la resignación, la aceptación y la constancia.

Alguna diosa obrará entre esos dos mundos, entrelazando ambas vidas. Lavinia será una presa de Nick, quien no podrá resistir sus impulsos de seducirla y pasar nada más que una noche con ella. Una noche en la que la verdad y la inocencia transformarán sus almas para siempre.

Sin embargo el destino jugará de nuevo sus cartas: el pasado para Nick tiene forma de heridas y figura de mujer. El rojo será su esencia. El sexo y la perversidad su trampa.

Mi opinión personal: 

La autora nos trae en esta oportunidad un romance contemporáneo plagado de personajes profundos, dramas reales, no es lo primero que leo de Anabella y por eso sé que es parte de su estilo dotar sus historias y personajes con una psicología muy trabajada, muy cuidada.

Lavinia, la protagonista de nada más que una noche, es una muchacha con un pasado difícil, rodeada de pobreza y hostilidad en un entorno familiar conflictivo. Una mujer que lucha día a día por salir adelante, cumplir sus metas y sacar a flote apenas lo que se pueda rescatar de su familia. Dentro de ese mundo, Lavinia sabe que no puede confiar en los hombres y que debe aprender a valerse por sí misma, que todo le cuesta muchísimo más que a otras personas.

Nick, nuestro héroe romántico, es un ingieniero inteligente, apuesto y de mucho éxito, que supo ganarse a pulso y trabajo todo lo que tiene al día de hoy, pero que también conoció la pobraza y la carencia en su entorno familiar. Carencia económica, carencia afectiva, pero así y todo, logró salir a flote, se endureció, trabajó duro y al comienzo de la novela, es un hombre al que la vida le sonríe.

Apuesto, millonario, inteligente, puede disponer de cualquier mujer que tenga frente a él, pero también tiene una pena en el alma. Heridas profundas que sólo un ángel como Lavinia puede sanar. Acostumbrado a estar con mujeres de sólo una noche, a usarlas, disfrutar y dejarles un pequeño souvenir junto a la cama, su mundo empieza a tambalear cuando conoce a la joven modista. Nick no pierde tiempo en seducirla, no puede resistirse a ella y enseguida se convierte en su conquista; pero desde ese momento los dioses y el destino se confabulan para volver a cruzarse en su camino hasta que se da cuenta que necesita mucho más de una noche con ella.

Es una novela romántica, una muy linda historia para leer y disfrutar. Nada más que una noche es la clase de novela que deja al lector suspirando y con ganas de más.