Consejos para escribir

El último domingo, en la revista Viva del diario Clarín, salió una nota un tanto interesante. La nota cuenta cómo, a partir de un supuesto interés de los lectores, muchos escritores de larga trayectoria y éxitos literarios empezaron a hablar del oficio de escribir y empezaron a dar consejos para nuevos escritores, como un nuevo subgénero literario.

Algunos me gustaron, no los había escuchado nunca y me dejaron pensando, otros pienso ponerlos en práctica y muchos ya los conocía. En definitiva, lo único cierto es la pregunta que me acompaña desde que supe que quería ser escritora. ¿Existen reglas para escribir? ¿Estamos obligados a seguirlas o cada persona tiene su estilo, sus rituales y sus prácticas cotidianas?

Algunos de los “consejos” que aparecen en la nota es bueno citarlos y tenerlos en cuenta.

Dijo el genio Ernest Hemingway: “Escribe frases breves. Comienza siempre con una oración corta. Sé positivo, no negativo, y evita el uso de adjetivos, especialmente los extravagantes.” El autor de “El viejo y el mar” recomendaba siempre dejar una frase, una línea, un párrafo inconcluso para engancharse al día siguiente y continuar el trabajo.

“Cuesta escribir en primera persona sobre un personaje más fuerte que uno. Pero hay que hacerlo porque si todos tus personajes tienen tu nivel, no tocas temas importantes.” (Norman Mailer)

Por supuesto, no podía faltar mi escritor favorito y quien es el que definitivamente me mostró el camino a la novela de realismo mágico y por el que quizás soy periodista, Manuel Mujica Lainez.

Dijo Manucho: “El periodismo le ayuda a la literatura a encontrar un límite, enseña a escribir corto”.

Para el maestro del terror, Stephen King, el primer borrador debe escribirse en menos de tres meses, porque “si se alarga la historia comienza a teñirse de extrañeza y se vuelve ajena”.  “Escribe con la puerta cerrada y reescribe con la puerta abierta, recomienda, tu trabajo comienza siendo sólo para ti, pero después sale hacia fuera. Una vez que sabes de que se trata la historia, ya pertenece a cualquiera que quiera leerla, o criticarla”. Y para rematar con un consejo para cualquiera que piense o desee escribir una novela asegura: “Para lograr que un texto tenga ritmo, hay que dejar afuera las partes aburridas. Aunque nos duela, hay que cortar para acelerar el ritmo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s